Origen e historia del Bullmastiff  

Como su nombre indica, el Bullmastiff proviene del cruce entre un Bulldog y un Mastiff. Durante la segunda mitad del siglo XIX, los guardabosques de los grandes terratenientes ingleses, enfrentados a los cazadores furtivos, tan numerosos como decididos, se vieron en la necesidad de contar con perros capaces de ayudarles en la vigilancia nocturna y llegado el caso, neutralizar a los furtivos.

Pero en aquella época no existía ninguna raza que pudiera realizar dicha labor; de modo que intentaron diferentes cruces entre razas de perros de gran estatura que fueran valientes y tuvieran empuje, pero los únicos que cumplían estos requisitos eran los de tipo Mastiff o los nacidos del cruce entre Mastiff y Bullodg.


Hay que tener en cuenta que los Mastiff y los bulldogs de aquella época no tenían mucho que ver con los de ahora. Así, el Bulldog, cuyo nombre se debía a los combates que libraba con los toros, se parecía más a un bóxer, que a los actuales Bulldogs, y por lo que respecta al Mastiff, tenía un aspecto poco homogéneo, su tipo distaba mucho de estar fijado, y al igual que ocurría con el Bulldog, estaba en trance de desaparecer. Pero así con este cruce se obtenían perros mucho más poderosos que los Bulldogs y de menor tamaño que los Mastiff pero más vivos y con un olfato muy agudo.


Pero hubo que esperar hasta principios del siglo XX para que los guardabosques pudieran presentar el resultado de una paciente selección, el Game- Keeper’s Night Dog (perro Vigilante Nocturno de la Caza), un animal que podía llegar a pesar entre 60 y 70 Kg., de capa atigrada (poco visible por la noche) y más parecido al Mastiff que al bulldog (parece ser que tenia un 60% de Mastiff y un 40% de Bulldog), aunque es probable que para afinar su olfato se recurriera al Bloodhound, considerado el rey de los perros sabuesos.


En la selección de este perro se pusieron en práctica todos los medios posibles para conseguir que fuera ágil, poderosos, incorruptible, valiente hasta el punto en que se convirtió en un perro impresionante. No obstante estos perros no tenían todavía un tipo muy homogéneo. Algunos parecían perrigalgos, y otros tenían aspecto de Dogo de Burdeos, pero según fue pasando el tiempo se consiguió el aspecto que tienen hoy día, y así se aceptó en 1924 registrar en el Kennel Club los ejemplares que no tuvieran ningún antepasado Mastiff o Bulldog en las tres generaciones anteriores de su genealogía.

Para todo esto fue necesaria una selección rigurosa, que consistió en que de cada camada sólo se conservara un cachorro, el más fuerte y dinámico, al que desde muy joven se le prestaba una atención especial, se le daba una alimentación escogida y abundante. Vivía en casa y se le evitaba cualquier esfuerzo. A los cuatro meses se le acostumbraba a los animales domésticos y salvajes que encontraría después en su trabajo, también se le acostumbraba al ruido de disparos, se le hacia cruzar diversos obstáculos como zanjas, ríos, vallas y muros, en resumen se le convertía en un atleta capaz de perseguir al furtivo más espabilado hasta la fin del mundo. Tras haberlo acostumbrado a llevar bozal, a los ocho meses se le entrenaba a perseguir a un hombre en el campo.

El hombre daba algunos golpes con un junquillo (primero ligeros y luego cada vez más fuertes) para despertar la agresividad del perro de noche que entonces aprendía a saltar y a inmovilizar al que hacia el papel de furtivo, pero nunca a morder. La formación del perro terminaba al año y medio, una vez que había aprendido a atacar e inmovilizar a un hombre armado.

El primer estándar de la raza se redactó en 1926 y fue revisado posteriormente en 1943,1956 y 1994. En el 1928 se otorgan los primeros Certificados de Campeonato en Exposición valederos para el Campeonato Nacional Ingles.


    Standard del Bullmastiff  

Estándar FCI nº 157 / 26.02.1996 / E. Origen.- Gran Bretaña

Fecha de publicación del standard original.- 24.06.1987

Clasificación FCI: Grupo II - Perros tipo Pinscher y Schnauzer, Molosoides, perros tipo montaña y boyeros suizos. Sección 2.1.- Molosoide, tipo dogo. Sin prueba de trabajo

Apariencia Original.- De construcción poderosa y simétrica. Demuestra gran fuerza, aunque su apariencia no es pesada. Es un perro robusto y activo.

Características.- Es fuerte, activo, confiable y de gran resistencia.

Temperamento y comportamiento.- Es brioso, alerta y fiel.

Región Craneal

Cráneo.- Visto desde cualquier ángulo, el cráneo es ancho y cuadrado. Pueden observarse muchos pliegues cuando el perro muestra interés, pero no cuando está en reposo. La circunferencia del cráneo puede ser igual a la altura de la cruz del perro. El cráneo es ancho y profundo. Las mejillas son abultadas.

Depresión naso-frontal (stop).- Es pronunciada.

Región facial

Hocico.- Es corto. La distancia desde la punta de la nariz hasta la depresión naso-frontal corresponde aproximadamente a un tercio de la longitud desde la punta de la nariz hasta el centro del occipucio. Es ancho por debajo de los ojos y mantiene aproximadamente la misma amplitud hasta la punta de la nariz. Es obtuso y cuadrado, formando un ángulo recto con la línea superior de la cara, y al mismo tiempo guardando proporción con el cráneo.

Mandíbula inferior.- Ancha hasta su extremo.

Nariz.- Ancha; las ventanas están bien abiertas. Chata; el perfil siendo ni puntiagudo, ni levantado.

Belfos.- No son colgantes, y nunca llegan por debajo de la mandíbula inferior.

Ojos.- De color oscuro o avellana, de tamaño mediano. Están separados por la amplitud del hocico, que presenta un leve surco medio. Los ojos claros o amarillos son sumamente indeseables.

Orejas.- Tienen forma de V, están dobladas y de implantación alta; están bien separadas al nivel del occipucio, impartiendo así al cráneo una apariencia cuadrada, la cual es muy importante. Las orejas son pequeñas y de un color más oscuro que el resto del cuerpo. Cuando el perro está alerta, las puntas de las orejas están al mismo nivel de los ojos. No se aceptan las orejas en rosa.

Mandíbulas / Dientes.- Lo adecuado es una mordida regular aunque se acepta sin preferencia un leve prognatismo inferior. Los caninos son grandes y bien separados. Los demás dientes son fuertes y están bien aplicados de manera regular.

Cuello

Bien arqueado, no muy largo y bien musculado; su circunferencia es casi igual a la del cráneo.

Cuerpo

La espalda es corta y recta, impartiendo un aspecto compacto, pero no tanto como para interferir con su movimiento. No se acepta la espalda cóncava o convexa.

Lomo.- Ancho y musculado; flancos son bastante profundos.

Pecho.- Ancho y profundo, bien descendido entre los miembros delanteros. Antepecho profundo.

Rabo.- De implantación alta. Es fuerte en la base y disminuye gradualmente hasta la punta, llegando al corvejón. Es recto o encorvado, pero no tipo hound. El rabo torcido es muy indeseable.

Extremidades anteriores

Miembros delanteros.- Fuertes y rectos, de huesos sólidos. Vistos de frente están bien separados y aplomados.

Hombros.- Inclinados, fuertes, musculados, aunque no sobrecargados.

Metacarpos.- Rectos y fuertes.

Extremidades posteriores

Miembros traseros.- Fuertes y musculados, pero no pesados. La pierna es bien desarrollada, denotando vigor y actividad. Corvejones moderadamente angulados. Los corvejones de vaca son una falta grave.

Pies.- Bien arqueados. Pie de gato con dedos redondos y almohadillas duras. Uñas oscuras deseables. Los pies aplastados son muy indeseables.

Movimiento

Denota fuerza y determinación. Cuando se mueven en línea recta, ni los miembros delanteros, ni los miembros traseros deben cruzarse o doblarse. El miembro derecho delantero y el miembro izquierdo trasero deben levantarse y apoyarse al mismo tiempo. El impulso vigoroso de los miembros traseros no altera la firmeza de la línea de la espalda, denotando así un movimiento armonioso y balanceado.

Pelaje

Es corto y duro al tacto. Protege al animal de las condiciones climáticas. Es liso y pegado al cuerpo. El pelo largo, sedoso o lanoso es muy indeseable.

Color.- Cualquier tono atigrado, leonado o rojo; el color debe ser puro y claro. Se acepta una leve marca blanca en el pecho, pero otras marcas blancas son indeseables. La máscara negra es indispensable, uniéndose armoniosamente a las marcas negras alrededor de los ojos que contribuyen a la expresión.

Tamaño y peso

La altura, tomada desde la cruz es de 63,5 a 68,5 cm. (25 a 27 pulgadas) en los machos y de 61 a 66 cm. (24 a 26 pulgadas) en las hembras. El peso en los machos es de 50 a 59 kg. (110 a 130 lbs.) y en las hembras de 41 a 50 kg. (90 a 110 lbs.).

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al standard.

Nota.- Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.